jueves, 5 de febrero de 2009

Discrimination at the lunchtime


Siempre que inicias prácticas o algún trabajo con el mismo fin (iniciarte en tu carrera), ves a tus futuros colegas como ejemplos a seguir. Así, no es muy difícil ubicar al hábil, al letrado y culto, al vago pero inteligente, a todos los administrativos que siempre están para ayudar, a los del almuerzo, a los bromistas y a tus pares, los otros practicantes.

A veces las conversaciones son del todo interesantes y algunas lamentablemente inexplicables.


Hace ya bastantes años, fui a comer con un buen grupo de abogados, y como es normal en el ocio de particulares almuerzos decidimos no hablar de derecho, para qué, si a veces hay cosas más entretenidas.


Yo entusiasmado por comerme el ceviche de entrada, mostraba mis nobles modales al tratar de seguir una conversación que no entendía ni me interesaba entender, todo ello hasta que escuché: “es así que la gente de la sierra piensa menos”.



Whattttttttt??

Perdón, perdón, pero creo que me perdí, como así llegamos a esa conclusión- Increpé delicadamente.


Señorona 1: Claro pues Omarcito, es que la gente de la sierra piensa menos porque están ubicados geográficamente en la altura y como tú comprenderás físicamente en la altura hay carencia de oxigeno y es obvio que su cerebro piensa menos.


Señorona 2: Claro, por eso hay poco desarrollo, no entienden bien los temas, no son hábiles, etc.


Cernícalo 3: Que loco no?


Me quedé absolutamente loco, no asombrado sino loco, con toda la porquería que estaban hablando, no solamente porque tengo amigos y familiares de la sierra, sino porque sentía que me estaban tomando el pelo o de repente estaba siendo víctima de alguna provocación.


No iba a responder dando el respectivo ataque con las respectivas alusiones a la discriminación por origen étnico – Puesto no creo en las razas como concepto- o las incoherentes argumentaciones de física extraterrstre que sostenían. Ello habría sido incomprendido, puesto no estaba delante de algún misterioso estudio de campo, sino ante un razonamiento de los más miserables.


Así, que respondí: - Ustedes han estado en la sierra?- Todas : “Claro”. Comenté algo así como: “ Y ustedes aprendieron todo eso en sus clases de física o de educación física”


Todas calladas.


No creo que haya ganado mucho con semejante comentario, no podía abandonar la conversa como muchas veces hice ante alguna conversación sosa de universidad, seguía sentado ahí con mi ceviche y con mis señoronas acompañantes, a ninguna le gustó mi cara y creo que me agarraron antipatía. Fue la última vez que me llamaron para almorzar juntos, no me sentí mal ni bien. Sentía que no había pasado nada, me llevé la moraleja de que lo sucedido ocurre cuando las conversaciones no te llevan a nada y simplemente las recuerdas por ser bobas. Nunca más me invitaron a comer, pero felizmente me siguieron diciendo “Omarcito”, cachosamente, pero felizmente "Omarcito".


6 comentarios:

elvanguardista dijo...

oh.

elvanguardista dijo...

omarcito.

julissa dijo...

increible!! y tristemente debo decir que alguna vez he escuchado lo mismo!!
Curioso como justificar el "poco desarrollo" con algo que nadie puede controlar y por lo que nadie puede hacer nada mas que lamentarse, pues esta supuesta falta de oxigeno resulta ser ese factor tan lejano a lo q pueden controlar las personas, que de pronto la culpa de ese "poco desarrollo" la tiene el aire!
Asi mientras se come un buen cebichito solo les queda sentir lastima por quienes son de la sierra ¿? Es triste como algunas personas marcan solo mas distancia, en lugar de detenerse un ratito a pensar en quienes son totalmente iguales a ellos, teniendo como unica diferencia tal vez el contar con menos medios o acceso a estos para lograr "mas desarrollo?".

july

eliú dijo...

"omarcito"

felizmente eres inteligente
y supiste comerte el ceviche
quedanto sentado, quiza yo
en la incapacidad de control
que a veces me caracteriza y de
mis arranques de desplantes
un toque extremistas, fuera
de pararme e irme hubiera
soltado alguna frase lejos
de ser sutil, porque hay
comentarios tan increiblemente
absurdos, como estas, felizmente,
abogadas predican...

vamos nomade,
tenemos una
legion de sierra y selva
que reindivicar...




isra




pd, siempre me vuelo las tildes.

Omar Méndez dijo...

"Marcar distancia" sí pues Julysita , en vez de reflexionar un poquito. Lo peor es que esto se estos comentarios se escuchan de la manera más seria. Como si fueran tesis!, Nunca hay que ser tan miserables!!!.

Sentir esa lástima y con esos argumentos, no es lástima creo que es la entera ignoracia e indiferencia.

Gracias jusilita eres toda una Estrella de Belén

Omar Méndez dijo...

Isarel,

De hecho que hay mucho por hacer NOMADES NOMADES!!!, te tengo que pasar unas fotos de una camarita filmadora que registré !!! te va a gustar.

Sabes por qué no me levanté??? es que el comentario en la mesa fue a penas nos sentamos.....osea en el plato de entrada!! NO TE PASES!!!

Un abrazo,